LAS “RELIQUIAS” SOVIÉTICAS QUE QUEDARON EN CUBA - TABLAZO.com

LAS “RELIQUIAS” SOVIÉTICAS QUE QUEDARON EN CUBA

En los hogares de los cubanos de hoy, cerca de cumplirse 30 años de la caída del campo socialista, se pueden encontrar todavía en buen estado técnico electrodomésticos fabricados en la ex Unión Soviética. Desde maquinas de coser, aires acondicionados, ventiladores, batidoras, lavadoras, televisores, hasta relojes de pulsera. En resumen, todo los tipos de equipos electrodomésticos que eran importados a Cuba en la década de los 80 desde campo socialista.

Hoy, 35 años después, todavía estos equipos y vehículos de fabricación rusa son indispensables y útiles en las vidas de los cubanos. El ingenio y la necesidad los han mantenido vivos por más de 30 años. Detrás de cada equipo o vehículo hay una historia de sacrificio.

El legendario Lada 

Luis Gómez, de 79 años de edad y propietario de un automóvil de fabricación rusa, nos comentó: “Me gané este automóvil marca Lada en las zafras de los años 80 (corte de caña con machete). En aquel entonces era joven, pero las siete zafras que tengo en mis espaldas hoy día me están pasando factura. Padezco de 2 hernias discales y varias lesiones en las rodillas. Soy jubilado y tengo muchos problemas de salud.”

“El automóvil que me gané por mi trabajo en mi juventud, hoy día es lo que me da de comer, pues lo utilizo para botear (como taxi). Lo he podido conservar tantos años gracias a el ingenio de los mecánicos cubanos que, si no encuentran la pieza que lleva de fábrica, inventan o fabrican una adaptándola de otro vehículo”, añadió.

Televisores en color 

La mayoría de estos equipos electrodomésticos o vehículos eran usados en los 80 como ‘chantaje’ a los trabajadores. Para ganarse un televisor en color o cualquier otro electrodoméstico había que ser “vanguardia, revolucionario e incondicional”. No se podía faltar a ningún trabajo voluntario ni período de trabajo en el campo.

Ignacio González, de 59 años de edad, nos contó la historia de su televisor en color marca TVC 388 de fabricación rusa: “Soy profesor de preuniversitario, así que tuve que competir con mis propios compañeros. Tuve que trabajar ‘voluntariamente’ en el campo muchos sábados y domingos y asistir a muchos actos políticos usando mi tiempo libre. Los chantajes en aquel entonces eran muy efectivos, no teníamos nada y para poder tener algo había que entrar en el juego y seguir las reglas. Así me gané mi televisor en color”.

¿Quién no recuerda los ventiladores Órbita?

Los ventiladores en la Isla juegan un papel fundamental durante el verano. Uno de estos artículos en las tiendas del Estado cuesta aproximadamente 35 dólares, mucho más que el salario medio de un cubano (23 dólares mensuales). Los ventiladores rusos marca Órbita 5 todavía siguen refrescando las habitaciones en Cuba. Los cubanos se las han arreglado para repararlos e incluso fabricar de forma artesanal algunas partes y piezas como las aspas y los bujes.

“Tengo un ventilador ruso y gracias a él todavía puedo dormir en las noches de calor en el verano. Cuba es un país tropical y a veces el vapor llega a ser abrumador. El ventilador lo compré en el año 1987. Tiene ya 28 años y hoy con algunas reparaciones e inventos sigue trabajando como el primer día”, expresó una mujer de 67 años que prefirió el anonimato.

Herramientas socialistas para lucro capitalista 

Tanto los vehículos a motor como las máquinas de coser de la época dorada del socialismo ruso, dan de comer a familias enteras. Muchos hoy día viven gracias a que utilizan sus automóviles como taxis. Roxana Ávila de 72 años vive con su esposo y mantiene una casa con todos sus gastos gracias a una máquina de coser de aquella época. “Soy costurera y me gano la vida remendando o confeccionando ropa a los vecinos. La máquina de coser la compré en una tienda en el año 1984 aproximadamente. Desde entonces me dedico a esto y gracias a ella tengo para alimentar a mi esposo que está enfermo de cáncer. Tengo también una batidora rusa de los años 80, ya que no he podido comprarme una nueva. Las piezas de repuesto como el vaso de la batidora son fabricadas artesanalmente y las venden en cualquier lugar los mismos artesanos que las fabrican”.

Tanto los vehículos rusos, como las batidoras, refrigeradores y televisores de la época, son un legado que quedó de la Unión Soviética en Cuba. Hoy, a más de 30 años de fabricados, todavía alivian y resuelven el día a día de los cubanos, que se las ingenian para mantenerlos vivos y funcionando.

Cortesía: CUBANET

Tractor de fabricación soviética

Reloj despertador

Reloj de mujer 

Reloj de mujer marca Chaika

Refrigerador 

Motocicleta Minsk

Motocicleta marca Ural

Auto Moskvich

Máquina de coser rusa

Auto ruso militar

Batidora rusa

Aire acondicionado

Antena RF de televisor

Televisor Caribe

Fuente: Yusnaby Post

⥣ COMENTA Y COMPARTE ⥣

¿Qué Opinas?

Powered by Facebook Comments